Es un sin sentido estar en constante

cumplido hacia los demás

y muy resentido asiduamente

fallándote a ti por los demás,

que también, es un desentido estar

pendiente por si te fallan, a demás

y aún así, con tan contrasentido volcándote

por los demás, sin más

que es un sinsentido estar

sin tu sentido y estar de más…