Si sientes que no vas bien,

cambia de mente y de ambiente

Si contemplas que no estás bien,

rodéate de buena gente

Si percibes que ya no controlas tan bien,

como antes, respira y concentrate

Si ya te reconoces casi bien,

celébrate y elógiate

Y si ti te controlas ya bien,

manifiéstate y enuncia

tu descontrol, controlado!