Aunque no veas por qué, muévete

Sino te conmueve, aun así lucha por él

Aunque no tengas ganas, oblígate

Sino te remueve, no peleés contra él

Aunque no sientas, comprométete

Aun cuando no tengas ganas, anímate

Sino te atrae, aun así escúchale

Aunque no te consuele aliéntale y convéncele

Y sino te elige, tu dirígete y el que se dirige, se elige…