A veces nos asumimos en un descontrol

nuestro mundo al revés y en desazón

lo vemos todo negro recurriendo al alcohol

nos sentimos perdidos y sin razón

hundidos y fundidos en un mal rol

sumidos para luego vivir en un crisol

de nuevas ilusiones y de paracetamol…