Tengo tus recordatorios para cuando no me vuelvas a recordar

Tengo tus fotografías para cuando no te vuelva a reencontrar

Tengo tus cartas para cuando ya no me vuelvas a llamar

Tengo tus sonrisas para cuando ya no me vuelvas a hablar

Y tengo tus penas para cuando ya no me vuelvas a necesitar…