Querer apostar pero sin nada cambiar

Correr de aquí para allá sin saber a dónde llegar

Ignorar señales verdes que no se repararán

Desear reavivar la economía pero sin apenas reinventar

Consumir y comprar y nuestra felicidad llenar

Conquistar, flirtear sin siquiera amar

Seguir la misma inercia, sin casi variar…