Dicen, comentan, seńalan pero nadie asegura

ángeles fugaces y destelleantes surgen

afloran y escogen almas desalmadas y desventuradas sin destino

para encaminarlas en su sino

afortunado si eres el elegido, pués serás salvado en alma y en espíritu