Hay días y días

con aciertos y profecías

con sus altibajos y

sus astrologías

con sus idas y venidas,

con sus mejorías

y también…

con las mías!