De personas de trato cálido y sonrísa fría, 

de los que te ofrecen el cielo y te hacen vivir un infierno,

de los dícese amigos y luego son más bien enemigos, 

de los que parecen interesantes y luego resultan más interesados, 

de los que te  seleccionan y acabar siendo el seleccionador,

de los que te promete la luna y se desprometen del amor eterno,

De los que te ilusionan… ¡ay!  y son expertos en desilusiones,

De los que te ensalzan y luego te dejan caer…

Cobíjate de ellos y abrigate en ti, pues te ganarás el cielo, 

te amigarás y te interesarás por ti mismo, 

te seleccionarás a ti en frente a los demás, 

te prometerás y te casarás contigo mismo y 

al mismo tiempo te ilusionarás de tu vida y 

tu mismo te ensalzarás!.