Meditar es conectar y coordinar cuerpo y mente, reflexionar, recapacitar o bien reconsiderar el intelecto 

para organizar nuestros pensamientos y deliberar nuestros sentimientos 

y así sacar los prejuicios, reajustarlos y concluir en un nuevo fruto.

Vaciar nuestras razones,

Dejar la mente en blanco…

Y esbozar un nuevo lienzo.