Las grandes ideas tienen pequeños comienzos, un día así de repente te asalta en la mente una pequeña idea que te deja pensando pero que en seguida desechas porque crees que es una tontería y continúas con tus rutinas pero a veces ésa idea vuelve a surgir quizás igual o quizás diferente desde otro ángulo, a veces distorsionada pero a la vez con fuerza y la vuelves a pensar… y sí quizás… no es una tontería… y si quizás es una buena idea… y si quizás puede SER UNA GRAN IDEA…


Le empiezas a dar vueltas, te la imaginas incluso la estudias con detenimiento y hasta te vas a internet a ver si encuentras algo parecido y ahí te das cuenta, que no, que no hay rastro de tu idea, que hay cosas parecidas o bien ya está la idea pero no como TÚ IDEA… 
Vuelves a darle vueltas y te decides comentar a tu mejor amigo para recibir consejo y es ahí donde tu ILUSION  nacerá o morirá, porque ése alguien  te apoyará o bien te desistirá… Así que mejor pensar que las GRANDES IDEAS SON PARA GRANDES PERSONAS.